Ambulant #1

Premi de producció de Sala d'Art Jove. Colaboración con Pol Masip y Rosas Jareño
España - Valencia y Barcelona, Junio de 2016.
Tenderete portátil (convertible en mochila). Madera, tornillos, lona y pinzas. Medidas variables.


Vista de la exposición 'Funky Cloud' en Sala d'Art Jove. Obra: Rosa Sánchez, Darío Cobacho. Fotografía: Pol Masip





Ambulant #1 propone una revisión sobre el modo en que habitamos la ciudad y de la figura del 'nómada': si la New Babilon de Constant dibujaba una ciudad laberíntica, conformada por diferentes planos en movimiento, nosotros aceptamos el sedentarismo de la ciudad contemporánea. Aunque nuestra ciudad no pueda moverse y no facilite el intercambio y el juego, sí que pueden hacerlo los individuos. Somos nosotros los que podemos recorrer la ciudad con otro ritmo y apropiarnos de los espacios públicos y habitarlos: al igual que en La Autopista del Sur, lo que importa de un trayecto no es la eficiencia y rapidez con la que se acometa, sino las experiencias que se vivan.

A partir de estas ideas, Ambulant #1 trata de señalar el poblado invisible que conforman los mercadillos y puestos ambulantes e investigar la estética de esta arquitectura itinerante y rudimentaria: estructuras efímeras que suponen nuevos entramados urbanos y despiertan relaciones temporales entre los visitantes. El proyecto, por un lado documenta fotográficamente el paisaje del mercadillo dominical del barrio obrero de Bonavista (Tarragona), descubriendo sucesos y microrelatos en la rutina de los vendedores ambulantes, como su ingenio e improvisación para hacer frente a problemas o dificultades cotidianas. Por tanto, también es un homenaje a estos tenderos y los cientos de visitantes que cada domingo se acercan a perderse y encontrar algo nuevo en el mercado.

Visitantes del mercadillo. Fotografía: Darío Cobacho

Durante nuestras visitas al mercadillo pudimos captar algunas escenas que nos inspiraron para realizar la obra: una serie de dispositivos y artefactos para transportar objetos, cajas de fruta como asientos o mobiliario improvisado, cuerdas que tensan las lonas y mantienen los puestos unidos o bidones de aceitunas que funcionan como contrapeso para que el viento no se lleve las paradas.

Las lonas se presentan como anti-monumentos del urbanismo contemporáneo, una estructura mutante que toma formas aleatorias dependiendo de los materiales y de la arquitectura existente. Una construcción sin un contexto específico: que se adapta y se desarrolla en cualquier escenario, transgrediendo la normalidad de estos espacios que a priori no tienen ningún interés.

Vista de la exposición 'Funky Cloud' en Sala d'Art Jove. Lonas y puestos del mercadillo. Fotografías: Pol Masip





El espacio del mercadillo es inhóspito, un desierto en el que únicamente encontramos los restos de unos bancos de piedra. Es un lugar en el que aparentemente no sucede nada pero en el que todo se vuelve posible si hacemos un ejercicio de observación. La actividad varía en función del día de la semana: según el momento del día en que lo visitemos podemos encontrar unos vecinos reparando su coche, niños aprendiendo a ir en bici, rituales religiosos... Los domingos al terminar el mercadillo multitud de objetos y comestibles quedan abandonados en las últimas cajas y llegan los 'espigadores'. El reciclaje aquí es una forma de vida, una cuestión de supervivencia.

Visitantes y objetos del mercadillo. Fotografías: Rosa Sánchez y Darío Cobacho


Cabe señalar que Ambulant #1 es una obra colectiva, y como tal, parte de la mirada creativa de tres individuos diferentes. En este sentido, no solo es interesante mostrar y contemplar la obra resultante sino también realizar una inmersión en las fotografías y documentos del proceso de trabajo, en el que también se ha involucrado a vecinos del barrio y familiares (recibimos ayuda en los prototipos de mochila, consejos para el ensamblaje de las piezas y en la recolecta de cajas de fruta de colores).
 

Arquitectura y tensores. Fotografías: Darío Cobacho



A partir de la observación y de las diversas visitas a este lugar, comenzamos a dibujar una serie de bocetos de estructuras imaginarias con los mismos sistemas de construcción: cruces para la tensegridad, triángulos para la estabilidad y el contrapeso, cuadrados que dan forma al espacio... 
Reduciendo a la mínima expresión nuestro aprendizaje en el mercado, proyectamos un prototipo de puesto ambulante: plegable y convertible en mochila. Un acto poético que subvierte toda normativa impuesta sobre la venta ambulante, pero que sin embargo conecta con la realidad digital: el individuo convertido en empresa, con su tienda llevada a la espalda.


La escultura-mochila realizada junto a Rosa Sánchez y las fotografías de Pol Masip sobre el mercadillo ambulante formaron parte de la exposición colectiva Funky Cloud, Hunt, Village en la Sala d'Art Jove de Barcelona.



Gráfica del cartel de la exposición (en RRSS) personalizado con una fotografía del mercado.
------------------------------------------------------------------
Gracias a Gris García, Alex Brahim, Sira Pizà, Ricardo Trigo, Txuma Sánchez, Oriol Fontdevila y el resto del equipo de Sala Art Jove por toda su dedicación y su mentoría, así como a Josefa Velasco, Rafael y Juan Cobacho y Miguel Peña por ofrecer su inestimable ayuda durante el proyecto!




CONTACT

→ dario.cove@gmail.com